Archivo mensual: diciembre 2013

Latinoamérica se reúne en pos de la conservación de los cetáceos

Desde el 2 al 5 de diciembre Colombia fue anfitrión de la XI reunión del Grupo Buenos Aires en Cartagena de Indias.

Dentro del marco de esta reunión, la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia también convocó las “Jornadas Técnicas sobre Manejo Sostenible de Cetáceos en América Latina y el Caribe” que comenzaron el martes 3 con la participación de delegados de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, México, Panamá, Perú y Uruguay (miembros del Grupo Buenos Aires) y la presencia de delegados de Cuba, El Salvador y Honduras así como de ONGs de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Participantes de la XI Reunión del GBA.

Participantes de la XI Reunión del GBA.

El Dr. Simon Brockington, Secretario de la Comisión Ballenera Internacional, estuvo presente en la reunión del Grupo Buenos Aires y en las Jornadas como invitado del país anfitrión.

En el año 2007 los países del GBA acordaron la “Estrategia Latinoamericana de Cooperación para la Conservación de cetáceos” y uno de los objetivos de la reunión de Cartagena era empezar su implementación. Para ello los países elaboraron un Plan de Acción que da inicio a la implementación de acciones concretas para la conservación de los cetáceos de la región.

Asimismo el GBA adoptó el logo que lo representará. 

GBA logo

Las Organizaciones no Gubernamentales tuvimos la oportunidad de hacer presentaciones.

Marta Hevia expone sobre el enmallamiento de grandes ballenas.

Marta Hevia expone sobre el enmallamiento de grandes ballenas.

Fundación Cethus estuvo presente con una breve exposición sobre la problemática del Enmallamiento de Grandes Ballenas por parte de Marta Hevia y otra sobre Avistaje Responsable de Cetáceos en Latinoamérica por Carolina Cassani. La jornada se cerró con discusiones y propuestas a incluirse en un Plan de Acción.

Nuevas actividades en el Estuario del Río Negro

Los delfines del Río Negro fueron el eje de una serie de capacitaciones realizadas en el marco del proyecto que lleva el mismo nombre y que Cethus viene desarrollando desde hace ya varios años en el Balneario El Cóndor, Prov. de Río Negro. En este caso gracias al apoyo de la Iniciativa sobre Especies Migratorias del Hemisferio Occidental (WHMSI por sus siglas en inglés), la Organización de Estados Americanos (OEA) y Whale and Dolphin Conservation (WDC) fue posible realizar en conjunto con la Universidad de Río Negro dos talleres  intensivos del 26 al 28 de noviembre: “Conservación de cetáceos: oportunidades y desafíos” y “Técnicas de avistaje responsable de cetáceos” ambos a cargo de Mauricio Failla, Cecilia Gasparrou y Miguel A. Iñíguez, integrantes de Fundación Cethus.

Participantes del Curso “Conservación de cetáceos: oportunidades y desafíos”.

Participantes del Curso “Conservación de cetáceos: oportunidades y desafíos”.

A los mismos asistieron alrededor de 50 personas entre los cuales se contó con la presencia de autoridades, profesionales y estudiantes vinculados al turismo y la conservación. Entre las principales conclusiones de estos talleres se destacó la necesidad de reglamentar a corto plazo el avistaje costero de delfines en la región como paso previo al desarrollo de la actividad en el área. También se destacó la urgente necesidad de creación del Área Natural Protegida Estuario del Río Negro, iniciativa que ha sido promovida desde numerosas instituciones desde 2007 y representa una herramienta indispensable para el desarrollo y la gestión racional de la desembocadura del mayor río patagónico.

_cursos_avistaje y conservación de delfines d

Salida de campo del curso “Técnicas de avistaje responsable de cetáceos”.

Las capacitaciones concluyeron con una salida de campo donde se recorrió la playa El Pescadero durante la tarde del 28 de noviembre, coronada con excelente avistajes costeros de varios grupos de delfines Franciscanas a pocos metros de la costa: así todos los participantes pudieron aplicar las buenas prácticas que hacen del avistaje costero responsable una alternativa viable de desarrollo y conservación del Estuario del Río Negro.

Para aquellos que tuvimos la oportunidad de formar parte de esta iniciativa, fue muy grato apreciar el grado de compromiso y buena predisposición de los diferentes sectores de la comunidad que participaron activamente de las actividades planteadas y que nos obliga a pensar en repetir la experiencia en un futuro no muy lejano.